Seguramente los romanos fueron los primeros en hacer vino en las Islas Baleares, una tradición que se ha mantenido hasta hoy, convirtiendo nuestras islas en tierras de elaboración de vinos muy apreciados.

Visitaremos una bodega familiar con una producción reducida y muy bien cuidada, tanto que sus vinos se distinguen como de alta gama y simbolizan la recuperación de la larga tradición vitivinícola menorquina.

Una cantera de marés custodia la producción y la mantiene a temperatura óptima de manera constante proporcionando a los vinos las condiciones adecuadas para la crianza. Como no podía ser de otra manera, terminaremos la visita degustando sus vinos y algunos productos locales.

Horario:

Bajo petición

Precio:

A consultar

Duración:

1 hora

Nº Participantes:

Bajo petición

Localización:

Ciutadella

Notas:

– La visita incluye un vale descuento para la compra de productos locales en nuestras tiendas.

RESERVA LA ACTIVIDAD

Nombre*
Email*
Prefijo país / Teléfono
Cuando le gustaría realizar la actividad
Nº adultos*
Nº niños*
Comentarios

Leave a Reply