Farmers Way

Queso de Menorca: de la vaca a la cocina

By 13 febrero, 2019 No Comments

 25 personas provenientes de Menorca, Mallorca y Barcelona participaron en una experiencia Farmers Way donde pudieron conocer el mundo del queso de Menorca desde su origen hasta su uso en la cocina. 

El pasado sábado amaneció un soleado día de febrero, perfecto para poder pasar la mañana al aire libre en la finca de producción de queso de Binillubet. 

Sobre las 10h empezaron a llegar los participantes apuntados a la actividad “Queso de Menorca: de la vaca a la cocina” organizada con la colaboración de Sa Cooperativa del Camp de Menorca y el portal gastronómico Cómete Menorca. 

Visita a la finca de Binillubet de producción de queso artesano de Menorca

 

Después de conocer el proceso de extracción de la leche de las vacas, entramos en la quesería, dónde Pedro Marques y su mujer Laura Pallicer elaboran de forma artesanal las llamadas “fogasses”, nombre con el que se conoce a la pieza de queso de Menorca y que proviene del “fogasser”, que es la tela cuadrada que se utiliza para dar la forma tan característica del queso de Menorca.

 

Pedro nos explicó que para

elaborar cada pieza de queso se necesitan

unos 37 litros de leche.

Se le da forma a la cuajada dentro de una tela cuadrada llamada “fogasser”.

 

Sin ningún molde y solo con la fuerza de las manos se extrae todo el serum (“xerigot”) con la destreza adquirida generación tras generación. (Los padres de Pedro ya elaboraban queso y él y su mujer continuan con la tradición). Posteriormente se ata la pieza con una cuerda atada a un trozo de leña (el “lligam”) y se deja en una prensa durante unas horas.

Todos nuestros visitantes coincidieron en que ver cómo se elabora el queso artesano es una experiencia muy interesante.

Después de la visita a la quesería algunos se animaron a intentar hacer una “fogassa” con sus propias manos. ¡No fue tarea fácil!

Y por fin, lo que muchos estaban esperando, un maravilloso banquete de quesos de Menorca. Desde el queso fresco, tierno, semicurado, curado y gran reserva (pudimos probar un queso de 3 años de curación!) Una cata en la que Llucía, nuestra experta en quesos nos retó a una experiencia sensorial  y explicó cosas muy interesantes y curiosas  sobre su color, textura, olor, sabor… y también nos retó a probar diferentes opciones de maridaje, desde el clásico maridaje con vino o fruta, hasta el queso con chocolate, cerveza, mermelada, aceitunas o el más original, queso con infusión de azafrán y de manzanilla. Una verdadera experiencia para los sentidos donde pudimos experimentar nuevos sabores además de probar otros productos locales de nuestras islas.

      

                  

   

El colofón del día lo puso el chef Patrick James del Restaurante Pan y Vino  que nos preparó Tartiflette, Croque Monsieur y Créme Brulée, tres platos de la cocina francesa con queso de Menorca. ¡ Todo buenísimo!

  

Con esta actividad y el resto de visitas y actividades que organizamos con el programa Farmers Way queremos acercar al público al conocimiento  del origen de los productos, de su historia, de los pequeños productores y a sus familias para así poner en valor los productos del campo de nuestras islas.

No queremos terminar sin agradecer a Pedro y a toda su familia la implicación en la organización de este acto, así como a todas las personas que acudieron a la visita a Binillubet, por el entusiasmo, el aprecio y el apoyo que mostraron a la promoción del producto local y en general de nuestra isla.

Esta ha sido una de muchas  actividades Farmers Way que vamos a organizar este 2019, así que atento a nuestras publicaciones! 😉

Leave a Reply